jueves, septiembre 29, 2005

Morir apedreado...

Todo se oscurece, no es que se haga de noche sino que los colores adquieren una tonalidad grisácea, el aire deja de llegar a los pulmones, los que te rodean se convierten en ogros, las lágrimas convierten tu cara en un océano salado, tu campo de visión se reduce ostensiblemente, no hay pasado ni futuro, la tristez te arruga el alma... te sientes como si fueras a morir apedreado.

Lo único que quieres es ese juguete de feria del cuál te has encaprichado, para ti que eres un niño tu mundo se reduce a eso.

- - -

Nota del autor (es decir, yo): ahora en la distancia me gusta rememorar sentimientos de cuando era un niño, ahora en la distancia afirmo que no somos más felices siendo niños, únicamente somos más ignorantes. La ignorancia no es felicidad, ¿o sí?


2 comentarios:

varo dijo...

Quizás la respuesta sea sí. De todas formas, yo prefiero no ser un ignorante e intentar solucionar esas cosillas que no me hacen feliz ;)

Misscronic dijo...

Por desgracia... Si

Enlaces

Related Posts with Thumbnails