jueves, junio 22, 2006

"La pesadilla..."

Aquella noche le costaba más que de costumbre conducir, tenía algo de sueño y tal vez lo mejor hubiera sido parar y descansar, pero le quedaban menos de diez minutos para llegar. Pensó en encenderse un cigarrillo ya que otras veces esa acción le había ido bien en el combate contra el sueño, no sabía bien si era por el hecho de fumar o por si se ventilaba el habitáculo al abrir la ventanilla, pero esta vez no podía pues el coche no era suyo y su propietaria no fumaba allí dentro.



Muchas noches, más de la cuenta, había conducido con sueño pero solo con sueño y nunca dormido. Nunca dormido desde que una vez dio una cabezada y a punto estuvo de salirse de la carretera y muy posiblemente se hubiera matado si así hubiera ocurrido. Desde esa noche tal vez conduzca con sueño pero nunca lo hace dormido, si es menester para, o se fuma cien cigarros, o se pone a cantar, o se abre la ventanilla o para si cree que pone en peligro la vida de los demás conductores o ña suya propia.



Pero aquella noche le costaba más que de costumbre conducir, le quedaban menos de cinco minutos para llegar. Para alegría suya comenzó un tramo de curvas en el que debido a la atención que tenía que prestar se despejó por completo, por eso o por que le quedaban menos de cinco minutos para llegar.

Muchas noches, muchas, había deseado estar acostado y no conduciendo. Siempre se imaginaba lo que haría cuando estuviera durmiendo, ¡no piensen mal!, pues este señor cuando se acuesta no puede dejar de sonreir y unos escalofríos le recorren el cuerpo, es difícil de explicar pero les puedo asegurar que es una sensación maravillosa. Cuando estuviera durmiendo se acurrucaría y utlizaría su brazo derecho de almohada, así era como dormía y como duerme y como dormirá.

Cuando llegó por fin pudo acostarse, en breve se quedaría durmiendo. Poco a poco el sueño fue apoderándose de él y cuando su conciencia se comenzaba a introducir por el mundo de los sueños... ¡se despertó!, en su mente aún estaba conduciendo, estaba todo oscuro, pensó que el accidente debía haber sido grave porque no le dolía nada y ya se sabe que cuando no te duele la pierna es que te la han cortado como pasa en las películas, "¿qué he hecho?" se preguntó, y se dijo a sí mismo que era imposible que hubiera tenido un accidente, estaba seguro. Luego tocó el colchón y entonces comprendió, o estaba muerto o estaba en la cama, intentó alcanzar la luz y lo consiguió. Solo se había dormido.

- - -

Esto que he narrado no es una historia inventada, es real, de hecho todo me ha pasado a mi.

Es curioso como actúa nuestra mente, ¿no?

Enlace: Interpretación de las pesadillas


- - -

¿Cuál es tu peor pesadilla o tu mayor miedo?

lunes, junio 19, 2006

Fotos (cortesía de usuarios de flickr.com)

Hay caminos que nunca seguiría, no sé lo que aguarda al final.

Hay lugares que nunca visitaría, podría encontrar mi propia soledad.

Hay ríos que nunca sobrevolaría, nunca se sabe lo que puede salir del fondo... ¡me atrapó!


Hay calles que nunca recorrería, podrían ser una trampa y engullirme.

Hay sitios en los que todo lo anterior no tiene cabida, en la imaginación todo es sueño.

Hay cielos por los que arriesgaría la vida.

viernes, junio 16, 2006

Dejé de creer...


Nunca creí que las cosas imposibles se pudieran hacer realidad, nunca creí que las fantasías se pudieran materializar. Ayer dejé de creer en lo que creía antes de creer otra cosa.

En primer lugar volví a creer que el arcoiris es un puente que nos lleva a otro mundo, por la noche vi extraterrestres que correteaban entre los coches mientras me seguían, vi a un gnomo entrando en su casa que estaba en la base del tronco de un árbol enorme, de una alcantarilla salió una mano y atrapó a alguien, los libros que leí se hicieron realidad... ayer volví a creer en todo esto.

Es curioso como intentar recordar las fantasías de cuando éramos niños nos suponen un gran esfuerzo, pero superado ese esfuerzo una sonrisa nos transforma la cara.

Ahora vuelvo a creer que las cosas imposibles se pueden hacer realidad, que las fantasías se pueden materializa. Ahora creo en lo que creí una vez antes de creer en otra cosa.

Atrévete y cuenta en comentarios alguna fantasía infantil...

domingo, junio 11, 2006

El bote de vidrio y el café



CUANDO LAS COSAS EN LA VIDA TE SUPEREN, CUANDO 24 HORAS AL DÍA NOSON SUFICIENTES, RECUERDA EL BOTE DE VIDRIO Y EL CAFÉ.

Un profesor, delante de sus alumnos de la clase de filosofía, sin decir ni una palabra, cogió un bote grande de vidrio y procedió a llenarlo con pelotas de golf.

Después preguntó a los estudiantes si el bote estaba lleno. Los estudiantes estuvieron de acuerdo en decir que si.

El profesor cogió una caja llena de perdigones y los vació dentro del bote. Estos llenaron los espacios vacíos que quedaban entre las pelotas de golf.

El profesor volvió a preguntar de nuevo a los estudiantes si el bote estaba lleno, y ellos volvieron a contestar que si.

Después el profesor cogió una caja con arena y la vació dentro del bote.

Por supuesto que la arena llenó todos los espacios vacíos y el profesor volvió a preguntar de nuevo si el bote estaba lleno.

En esta ocasión los estudiantes le respondieron con un si unánime.

El profesor, rápidamente añadió dos tazas de café al contenido del bote y efectivamente, llenó todos los espacios vacíos entre la arena.

Los estudiantes reían. Cuando la risa se fue apagando, el profesor les dijo:

"Quiero que os fijéis que este bote representa la vida Las pelotas de golf son las cosas importantes como la familia, los hijos, la salud, los amigos, el amor, cosas que te apasionan. Son cosas que, aunque perdiéramos el resto y nada mas nos quedasen estas, vuestras vidas aún estarían llenas.

Los perdigones son las otras cosas que nos importan, como el trabajo,la casa, el coche.....

La arena es el resto de las pequeñas cosas.

Si primero pusiéramos la arena en el bote, no habría espacio para los perdigones, ni para las pelotas de golf. Lo mismo sucede con la vida.

Si utilizáramos todo el nuestro tiempo y energía en las cosas pequeñas, no tendríamos nunca lugar para las cosas realmente importantes.

Presta atención a las cosas que son cruciales para tu felicidad. Juega con tus hijos, concédete tiempo para ir al médico, ve con tu pareja a cenar, practica tu deporte o tu afición favorita.

Siempre habrá tiempo para limpiar la casa, para reparar la llave del agua.

Ocúpate primero de las pelotas de golf, de las cosas que realmente te importan. Establece tus prioridades, el resto solo es arena".

Uno de los estudiantes levanto la mano y le preguntó que representaba el café.

El profesor sonrío y le dijo: "Me encanta que me hagas esta pregunta!. El café es para demostrar que aunque tu vida te parezca llena, siempre hay un lugar para dos tazas de café con un amigo".

miércoles, junio 07, 2006

Colores






















Cogió la paleta y primero pinto de color amarillo, no era muy buen pintor pero al menos se esforzaba. Al lado del amarillo pintó de azul y luego de verde y luego de rosa, quedó precioso. No se trataba de hacer el mejor cuadro del mundo, ni siquiera de intentar que gustara a todo el mundo, simplemente era un cuadro y él lo tenía claro, tenía claro que muy posiblemente no se exhibiría jamás en ningún museo.

Otro día pinto un cuadro de color negro, de un negro intenso.

Pensó y decidió poner el cuadro de colores en la pared de la izquierda de su cama y en la de la derecha colgó el cuadro de color negro.

Un día se despertó y vio primero el cuadro de colores, y le gustó, y sonrió. Otro día al despertar lo primero que vio el cuadro de color negro, ese día no fue bien.

¿De qué color te gustaría pintar tu vida?

domingo, junio 04, 2006

Cielos

Hay cielos detrás de la espesura.








Hay cielos que nos observan.








Hay cielos que nos quieren agarrar.








Hay cielos que quieren que soñemos.













Hay cielos...

jueves, junio 01, 2006

La luna.


Es curioso pensar que la luna nunca ha tenido ningún momento mágico en mi vida. A veces me ha sorprendido cuando se ha podido divisar a plena luz del día, también cuando en luna llena por algún efecto que desconozco la he visto de un color rojo intenso, pero poco más.

Los mejores momentos que he pasado con la luna han sido leyendo el libro de Julio Verne, "Viaje a la luna", por unos días deseé ser yo el que se metiera dentro de aquél gigante cañón. Por unos días pensé en la luna.

De pequeño, de más pequeño quería decir, estaba seguro que en la cara oculta de la luna vivían extraterrestres y por desgracia ya hace algún tiempo se encargaron de demostrar que mi creencia era errónea. Apenas me dejaron soñar.

Dicen que a los enamorados les afecta de algún modo extraño, pues yo que sigo enamorado no siento nada cuando miro a la luna. Siempre ha sido un asteroide mimado y recurrente. Quiero saber lo que tú sientes, quiero que me lo expliques con palabras o sin ellas, siempre he estado en las nubes pero nunca he llegado a la luna. ¿Cómo puede ser que si de la luna dependen las mareas a mi no me afecte en nada?

No obstante si viviera en la luna lo haría lo más lejos posible de donde se dijo: "un pequeño paso para el hombre, un gran paso para la Humanidad" (Armstrong). Porque si viviera en la luna me gustaría reforestarla para que las ardillas pudieran recorrerla de punta a punta tal y como lo hicieron una vez en España. Si viviera en la luna me sentaría en el borde a la vera del Principito y pasaría las horas muertas observando la Tierra, observando un único mundo. Me compraría unos prismáticos, en el supermercado que habría al lado de mi casa tipo hobbit, y desde allí observaría a mis seres queridos siendo felices. Si me muero quiero que la luna sea mi cielo, lo comento por si acaso se puede elegir.

Mañana miraré a la luna y espero que ella se digne a mirarme a mi, si hablas con ella cuéntale que sea buena conmigo, tan buena como en las noches de luna llena en las que alguna inolvidable vez ha iluminado mi camino, si hablas con ella cuéntale que quiero que me inspire aunque solo sea una vez, si hablas con ella... si hablas con ella cuéntame como lo haces.

Enlaces

Related Posts with Thumbnails