lunes, septiembre 02, 2019

Viviendo sin viajar

Y es que no queda otra que seguir viviendo, no lo digo en tono apesadumbrado sino que soy realista. Y ya que no nos queda otra que seguir viviendo hagámoslo bien, al menos lo mejor posible. En general, la vida no es un camino de rosas pero merece la pena mejorar como persona día a día. Con los años he aprendido a disfrutar de las pequeñas cosas que para mí son ahora las mejores. No necesito grandes viajes, soy feliz dando un paseo por ciertos lugares que me llenan de felicidad y esto es algo de lo que estoy sumamente orgulloso, no necesito buscar una felicidad que ya está en mi. Pero viajar es bueno, se conocen lugares, gastronomía y otras culturas. Viajar es bueno siempre y cuando no sea para escapar de la realidad en la que vives, del lugar en el que vives y de la gente con la que convives.

No hace mucho nuestros antepasados apenas salían del sitio de donde habían nacido y ahora hay quien parece que quiera huir del lugar de donde nació o se crió. Un chico joven, ante mi, renegaba ante una chica de su pueblo, "aldea" dijo que era, aunque Yecla es ciudad, y la verdad es que me daba lástima porque no sabía lo que decía, la ignorancia de la juventud es muy atrevida. A mi hijo, que es yeclano, le intento inculcar el amor por su ciudad de nacimiento y creo que lo consigo; es muy fácil vernos caminar y caminar hablando entre nosotros y sentándonos en algún sitio para admirar un parque, una iglesia, una calle... y me llena de orgullo ver en sus ojos una mirada amorosa por su ciudad. "Yecla es muy bonita", me dice; "contigo aún lo es más", me digo a mi mismo sin pronunciar palabra. Lo que él no sabe es que me siento de Yecla también, quizás más de aquí que de cualquier otro sitio, quizás porque lo más importante vive aquí, quizás porque el tiempo más valioso que jamás he tenido lo comparto con mi hijo recorriendo las calles de esta ciudad que no es pueblo y que es pueblo bueno.

Y ahora ya he dejado de decir que no me gusta viajar, parece que a la gente le molesta que no te guste lo mismo que a la inmensa mayoría. Me gusta más leer en un parque de Yecla, de Valencia o de Ayora que viajar. ¿Vacaciones?, yo vivo en unas vacaciones constantes porque disfruto todo lo que hago.

Si tengo que viajar viajaré pero lo mejor del viaje siempre será cuando regreso a casa.

lunes, abril 22, 2019

Aprendiendo con Salvador Mingo y su podcast Conocimiento experto

Audio: https://www.spreaker.com/user/smingo/122-mas-inteligente-mas-rapido-mejor

Escucho un podcast que acabo de descubrir, precavido me pongo a ello. ¡De repente me estalla la cabeza, no puede ser verdad lo que estoy oyendo!

Ni Usain Bolt es capaz de ganarme en coger papel y boli (bueno, en realidad cojo el Ipad pro y el pencil) y comenzar a tomar notas y más notas.

Salvador Mingo sabe de lo que habla, es directo y lo explica de manera sencilla. Además, no para de dar fuentes para que podamos ampliar conocimientos sobre el tema si es que nos interesa.

En Ivoox podemos encontrar la siguiente descripción del episodio del podcast Conocimiento Experto:
"Descripción de 122 - Más Inteligente, Más Rápido, Mejor.
¿Qué hay para mí en el libro Más inteligente, más Rápido, Mejor de Charles Duhigg?Aprende a adherirte a tus metas y convertirte en una persona mucho mas efectiva."

Specific (eSpecífico)
Measurable (Medible)
Achievable (Alcanzable)
Relevant (Relevante)
Time-bound (a Tiempo)

Parece obvio pero los objetivos han de ser escritos porque a veces, con la vorágine del día a día, los olvidemos o nos desviamos de ellos. Han de ser SMART. 
- - -
Técnica Pomodoro. Distracciones.

Es una técnica que utilizo, consiste en simplemente centrarte en una actividad concreta durante 25 minutos y no permitir que nada te distraiga (hay aplicaciones para cualquier dispositivo, yo la tengo en el móvil). Así es más sencillo cumplirlo porque cuando estás centrado sabes que vas a poder responder a una notificación o lo que sea en menos de 25 minutos y ello hace que sigas centrado en la actividad. Además, es genial porque cada 25 minutos puedes descansar un poco (esto ya es a gusto del consumidor).
- - -
Conseguir empatizar con tu equipo y dar voz a todos sus integrantes es parte del éxito en cualquier organización. Una anotación: no interrumpas a un subordinado cuando está hablando)
- - -
La cultura del compromiso en las compañías. Casualmente estoy estudiando ADE en estos momentos y tratamos un poco este tema, el cual me ha sido muy útil y mes es muy grato estudiarlo. Las compañías que tengan cultura de compromiso buscan a personas quizás no las más inteligentes ni capaces sino gente que se ajusta con su compromiso.
- - -
Sobre la innovación he tomado varias notas, ¡ahí van!: "no hay que reinventar la rueda para crear algo disruptivo. Tomar ideas viejas. Crear cosas nuevas tomando elementos existentes pero desde nuevos ángulos." Ejemplo de esto Airbnb
- - - 
Y sobre todo disfrutar con lo que hacemos, realizar un proyecto que de sentido al día a día. Casualmente ahora que me encuentro embarcado en un nuevo proyecto me hace la siguiente pregunta el autor "¿Qué harías si supieras que el proyecto no va a funcionar?" Pues seguiría disfrutando de todo lo que estoy aprendiendo para ponerlo en funcionamiento, si no funciona es porque será el próximo proyecto el que va a funcionar.
- - -
Me gustó mucho también lo que comentó sobre Disney y la película Frozen donde se refleja la verdadera relación de las hermanas Anna y Elsa. Fue un triunfo porque el personal involucrado reflejó en estos personajes lo que ellos sentían o habían sentido y vivido con sus hermanos.
- - - 
Y también algo de lo que últimamente oigo hablar mucho y es que si quieres fijar un conocimiento tienes que enseñárselo a alguien. Enseñar requiere que tengas los conceptos claros y al hacerlo puedes observar los puntos más débiles, aquellos en los que flaqueas o dudas. Por eso me gustan tanto los vídeos de Youtube en los que nóveles enseñan cosas, ¡en realidad están fijando los conocimientos!.
- - -

lunes, enero 30, 2017

El globo

Tenía el globo agarrado, bien agarrado. Lo cuidaba mucho, el globo se mecía suavemente para que la cuerda no se escapara de aquellas manos que tanto amaba. Pero aquellas manos dudaban, a veces pensaban en dejar volar el globo hacia el cielo pero se arrepentía porque era un globo maravilloso, bueno y sentía que el globo no quería volar. Sin embargo tenía que soltarlo, a pesar del dolor que iban a sentir esas manos tenía que soltarlo. No quería que el globo no tuviese la oportunidad de encontrar otras manos que nunca dudasen. Lo sencillo hubiera sido seguir teniendo el globo asido a su piel, pero no habría sido lo correcto pues el globo se merecía lo mejor del mundo y esas manos, tal vez, no podrían habérselo dado. Ahora esas manos siguen doloridas y sólo desean que el globo vuele tan alto como quiera porque es un globo por el que merece la pena volar por el aire gélido para poder, aunque sea, verlo a lo lejos.

jueves, enero 19, 2017

Antes de dormir me acuerdo de él.

No puedo explicar lo que siento cuando ese niño me abraza. Creo que es lo que la gente llama "ser feliz" Y cuando duerme no puedo evitar mirarlo e imaginar lo que estará soñando, ojalá sea con angelitos. Él es el sentido de la vida, antes me preguntaba cuál sería pero ahora ya lo sé. 

Paseamos y hablamos, me encanta formar parte de su mundo. Escucharle contar cómo pelearia si nos atacara un dragón. Yo siempre le digo que si lo tengo a mi lado ya no hay nada que me de miedo y es que me enfrentaría al mismo diablo por protegerlo. 

Cuando me dice lo que quiere ser de mayor, cada semana cambia de opinión, lo escucho y me encanta ver el brillo de sus ojos. Le digo que sea lo que sea lo que quiera ser tendrá siempre mi apoyo, intento que entienda que tiene que ser aquello que le haga feliz y lo digo de corazón. Astronauta, barrendero, payaso, médico, músico, escritor, cura... ¡lo que quiera! 

Cuando tiene un mal día hablamos hasta que consigo hacerle ver que un mal día es solo eso. Que las cosas malas hay que afrontarlas pero que pasan. Que la vida no es fácil pero que tampoco están complicada como nos quieren hacer creer. Al final consigo un poco de alivio en él y termina por abrazarme. Es lo más parecido a ser un superheroe que puedo imaginar. 

Y sigo aprendiendo. No dejo nunca de aprender con él como ya he dicho otras veces. Sinceramente creo que es la persona que más me ha enseñado en este mundo y que más me ha hecho conocerme a mi mismo. 

Intento estar a la altura, el tiempo dirá si lo consigo. Intento guiar a esta nueva persona que está creciendo sin marcarle el camino. Y por supuesto no intento que se parezca a mi, ni que opine como yo, que sea él quien decida lo que tiene que tomar de mi. ¿Cómo voy a intentar que se parezca a mi, que piense como yo o que opine como yo?  ¿Cómo, si él es el que me enseña a mi? 

jueves, marzo 10, 2016

El descenso...

  Me asomo y miro hacia el fondo, está tan lejano que no puedo distinguir nada, y la quietud del aire inquieta a mi valor. Lo más sencillo sería no mirar, quedarme donde estoy, ni siquiera pensar en ello y tomar otro camino ahora que aún estoy a tiempo. Pero no quiero, ¡no me da la gana!.

  Vuelvo a mirar, es imposible distinguir lo que hay allá en el fondo. No sé cómo explicarlo, no sé si es un abismo o un precipicio. Veo colores allá en el fondo, creo que debo descender para saber si son la clase de colores que a mi me gustan.

  Giro mis manos, están agrietadas y tienen muchas heridas todavía que no han cicatrizado. Pero aguantarán, sé que al menor corte no querré continuar porque me dolerá demasiado y aún así me lanzo a pecho descubierto, a tumba abierta como me gusta decir. ¡No quiero heridas, ni una más y sin embargo voy a descender como a mi me gustaría, sin miedo, sin desconfianza...!

  ¡Ya contaré lo que me espera allá bajo... y si no lo cuento es porque me precipité al vacío en la bajada y mi corazón dejó de latir!

 

sábado, marzo 05, 2016

Un rayo de luz

Es como un rayo de luz en un día nublado, aparece cuando menos te lo esperas. En ocasiones sólo te alegra el día pero en otras puede alegrarte la vida a pesar de los días oscuros que queden por llegar. Hoy he visto un rayo de luz y creo que es de esos que son especiales, de esos que siempre quieres sentir, de esos que quedan en tu vida para siempre.

miércoles, marzo 02, 2016

En el mundo de Raquel III

Dices que no puedes ver las estrellas, yo las veo cuando te miro. Dices que hace tiempo dejaste de soñar y yo duermo y sueño contigo. Dices que el futuro te aterra, yo encadeno el ahora porque estás a mi lado.

Ya no sonríes, ya no me abrazas, ya no me besas, ya no vives.

Ya no hueles mi piel, yo inspiro y aspiro tus sentimientos. Ya no, ya no…

Dices que me quieres pero no como antes, yo me conformo con que me quieras aunque sea solo un segundo. Me conformo con un beso fugaz, hasta con una idea de beso, hasta con el simple movimiento de tus labios.

Y es que Raquel ya no me quiere en su mundo.

--------

En el mundo de Raquel I

En el mundo de Raquel II

martes, marzo 01, 2016

Me arriesgo

Sí, tengo miedo. Pero el miedo a lo desconocido nunca me ha impedido seguir adelante. Sí, claro que tengo miedo, mucho miedo. Me duele pensar que lo desconocido pueda ser igual que lo que ya conocía, peor sé que no puede ser. Pero quizás sea diferente, opuesto, contrario o hasta antónimo. Y aún así, a pesar de que tengo pánico consigo que solo sea miedo.

Y habrá quien piense que la vida es para los valientes, para los osados, para los aventureros, para los héroes o para las estrellas pero yo digo que no. La vida es para quienes, simplemente, vencen a sus miedos, pudiera ser que con enfrentarse a ellos fuera suficiente.

Yo hoy decidido enfrentarme a mi miedo. Porque no es un cobarde el que lucha, no es un osado el que sabe a lo que se enfrenta, no es un aventurero el que conoce el camino, no es un héroe el que sabe que sus imperfecciones son numerosas y no es una estrella el que es anónimo. Decido arriesgarme aunque ello me quite el sueño, pero me da la vida.

¿Qué puedo perder? Un sueño solo eso. ¿Qué puedo ganar? El paraíso.


miércoles, octubre 07, 2015

Te echo de menos.

Te echo de menos, creo que tanto como la marea a la luna, puede que como la oscuridad al sol, seguramente tanto como el aire al viento, quizás como mis ojos a tu presencia. Te echo de menos.

  Y es que hoy sin ti no es como ayer contigo, no es igual ni por asomo parecido. Me abrazas y soy yo, me das un beso y realmente soy yo. Sin ti no es igual, es diferente, es otro mundo a mi alrededor. Te echo de menos.

  Miro el futuro y veo que harás tu vida, tu camino y me siento orgulloso de enseñarte las pocas cosas que sé. Me parece increíble que estoy en ti, que existes gracias a mi en parte. Te echo de menos.

   Y echar de menos es tan importante como quererte, no estar a tu lado es tan importante como estarlo. Mis recuerdos están hechos de ti. Y te echo de menos, siempre te echaré de menos porque siempre quiero estar contigo.

   Te echo de menos hijo.

lunes, septiembre 21, 2015

A veces sueño que sueñas.

   ¿Oyes el ruido del silencio?, es como un pitido, débil pero constante, indestructible pero débil.

  ¿Ves la oscuridad de la noche?, es como el negro telón de un teatro, oscuro pero fascinante, provoca que tú imaginación vuele.

  ¿Tocas el rocío de la mañana?, está helado pero te calienta el alma. Te hace sentir viva.

  ¿Hueles la fragancia del bosque?,  te embriaga y embota tu olfato,  te recuerda que no eres más que naturaleza.

   ¿Saboreas mis labios? No puedes, son efímeros, quizá fueron un sueño que ni siquiera soñaste. ¿Los tuyos?, sí, creo que los soñé. Tal vez en otra oscura noche, en una fresca mañana, en un paseo por el bosque, en silencio y sentada a mi vera, tal vez, y solo tal vez volvamos a soñar... y quien sabe si será para no despertar.

Enlaces

Related Posts with Thumbnails