domingo, septiembre 23, 2018

La Reventada de la saltarina

Mi hijo jugando a Fortnite, machacadorpro. Espero que os guste.


El invitado...

   Yo no te he invitado, ni siquiera he pensado en ti en todos estos años, desde que enfermé me refiero. ¡Vete!, bueno, no, ¡quédate y escucha todo lo que tengo que decirte! Tú pondrás el final. ¡He dicho que te quedes!, ahora no intentes irte, no tires la pierdas y escondas la mano. Sé a qué has venido, no soy tonto, no has venido a animarme, ni siquiera has venido a comprobar cómo estoy, lo sé. Has venido y eso ya me lo dice todo, no hace falta que hables pues a lo largo de toda mi vida te he ido conociendo lo suficiente.

   Podría decirte lo despreciable que eres aunque imagino que ya lo debes saber. ¿Esa mueva que haces con la boca es una sonrisa? ¡Claro que sí! No tienes suficiente con venir sin ser invitada y entrar en mi casa cuál ladrón, no , no te es suficiente. Te regodeas de verme así y además te resulta gracioso lo que digo.

   Yo he tenido una vida envidiable pues he amado y me han amado, ¿a quien amas tu? Ahora vienes y pretenders que todo te sea sencillo, pero te has equivocado, yo no soy como esos que se postran ante ti, te tengo miedo pero no tanto como para que la oscuridad nuble la luz que emiten mis seres queridos. Tú sólo tienes oscuridad. ¿Acaso no te ves, con esa capa oscura roída por los milenios y esa guadaña siempre afilada? ¿Acaso no ves que no te tengo miedo?

   Tú no has sido invitada pero yo sí, he sido invitado a vivir a pesar de que sabía que tú pondrías fin a todos. Y he vivido, he sido un buen invitado.

El último judío de Noah Gordon

Acabo de terminar de releer El último judío de Noah Gordon. La última parte, cuando en el año 2000 una descendiente de los Toledano llega a España me ha emocionado, he sentido un nudo en el estómago pensando en los hermanos que nunca se volvieron a ver.
  Casualmente el otro día mi hijo, Marco, me decía que estaría chulo ser inmortal a lo que yo le comentaba que ya lo éramos. Que yo, por ejemplo, seguiría en este mundo cuando muriera porque parte de mi se encontraba en él y que si a su vez él tenía hijos yo seguiría estando en ellos. También porque las cosas que le enseño o cómo lo educo puede que sean decisivas en su futuro y yo seguiré estando en esas pequeñas cosas, cosas como el no tirar papeles al suelo, saludar siempre...

   Y ahora con cuarenta años a mis espaldas sigo teniendo sueños que quiero cumplir y a veces pienso que una buena vida a veces nos quita el querer arriesgarnos. No sé, este libro me ha hecho pensar, en que no estaré aquí mucho más tiempo del que ya he vivido (si Dios lo quiere así) y sin embargo sé que viviré para siempre en los hijos de mi hijo.

   Leer es lo que tiene, que te hace vivir otras vidas, viajar a lugares, convivir con otras culturas, empatizar con otros seres humanos aunque provengan de la mente de un escritor, y vivir en épocas que no son la que yo vivo.

   Este libro me ha hecho recordar al mejor profesor de Historia que he tenido, fue en Almansa, en segundo de BUP (bachillerato), y él dio sentido a todo lo que yo antes no entendía. Nos dijo que íbamos a estudiar la historia pero que sigue buscaríamos los motivos purr lots que sucedían las cosas. Nunca olvidaré que dijo que la expulsión de los judíos no se debía a motivos religiosos sino a que Reyes y nobles les debían cantidades ingentes de dinero, tanto que era imposible que lo devolvieran y por ello lo más fácil fue expulsarlos de España con lo que se evitaba tener que pagarles. Cuando muchos años más tarde visité Toledo me acordé de este profesor y de El último judío de Noah Gordon. Fue una estancia intensa y para colmo por visitar el Museo de la interpretación de Toledo.

    Me ocurre a veces que no quiero que un libro termine y me ha ocurrido con este. Espero que dentro de diez años pueda releerlo otra vez y rememorar lo que aquí cuento.

Me desuscribo de tu podcast...

   No hace mucho si decías "podcast" la gente te miraba confirmando que eras un friki. Ahora resulta que los podcast los conoce hasta el vecino del quinto, ese que solo ve Telecinco. Y es que escuchar podcast se está convirtiendo poco a poco en una gran afición y por muchos motivos, voces antes anónimas hoy pululan por la podcastfera haciéndonos llegar sus conocimientos sobre temas diversos. Personas que hubieran pasado desapercibidas y que ahora, gracias a internet, son seguidas y en ocasiones hasta queridas por sus "escuchas" como denominamos a los seguidores que escuchan nuestros podcasts.

  Yo, la verdad, es que no recuerdo desde cuántos años hace que escucho podcasts, creo que los primeros que escuché fueron los audios disponibles para descarga de RNE. A día de hoy sigo unos cuantos cientos de podcasts pero ya ha llegado el momento de desuscribirme de algunos para dar paso a otros nuevos. No es fácil a veces dejar de seguir un podcast pero como todo en la vida hay que crecer y avanzar o puede que por momentos o épocas me agrada más escuchar unos podcasts que otros. Así que he decidido que por cada nuevo podcast que me suscriba implicará desuscribirme de dos podcasts.

Me suscribo:
Sobre la marcha

Me desuscribo:
La Ventana de la SER
Podcast Eduardo Collado

¡Que te pego leche! Mira cuando cruzas...

   Eso que pintan a rayas blancas en el asfalto es un paso de cebra o de peatones. Tengo la buena costumbre de que cuando paso por uno de ellos dejar de mirar el móvil hasta que llego a la acera, pienso que puede venir algún despistado y llevarme por delante, y es que con las horas que paso montado en un coche veo despistes de todo tipo y llego a la conclusión de que Dios existe porque es imposible que no se produzcan más accidentes o atropellos, puede que el llevar mejores vehículos también sea la causa pues ahora frenamos con coches más pesados en menores distancias que hace diez años.



   El tema es que ayer escuchaba la noticia de que habían atropellado a Martín Fiz, por suerte ya le dieron el alta y todos esperamos que este gran deportista vuelva a correr lo antes posible. Y no es que piense que él cometiera una imprudencia  porque no soy yo el que lo tiene que decidir pero me ha dado pie a pensar en el tema de los pasos de cebra.

1. Mira antes de cruzar, todos los días observo como la gente al ver las rayas pintadas en el suelo piensan que se crea un campo de fuerza al estilo Marvel y que ni un misil nuclear podrá atravesarlo. Es su vida pero no sé cómo son capaces de cruzar sin mirar, ya no por ellos que si no le tienen aprecio a su vida es su decisión pero por los seres queridos que les esperan sí que deberían mirar antes de cruzar.

2. Indica que vas a cruzar. No vale con que pienses que te ha visto el conductor, puede que no, mírale a la cara y haz alguna indicación. Ya sé que hay mal educados que intentarán no parar pero es tan fácil como dar un solo paso y hacerle la indicación, parará seguro si te ve. En otros países no es común que los vehículos paren (esto es un hecho y no un prejuicio), se saltan las normas de circulación a la torera, por lo que no te sulfures si te ocurre, piensa que por desgracia no tiene la cultura que tienes tú y la suerte de haber nacido en un gran país.

3. Si vas a mayor velocidad que la de un patón, esto es corriendo, en patinete, en bicicleta o como fuere extrema las precauciones porque entonces te conviertes en un peligro, ¿en un peligro?, sí porque la mayoría piensa que pueden pasar por los pasos de cebra a la velocidad del rayo y que los conductores tienen superpoderes que los detectan a cientos de metros. ¿Pero en un peligro, no será en una persona propensa a convertirse en víctima de un accidente?, ¡NO!, para mi te conviertes (y me convierto en un peligro) porque cuando cruzamos por los pasos de cebra a velocidades que evitan que un conductor nos pueda ver estamos poniendo en peligro la vida económica de otra persona (si cruzamos a esa velocidad se entiende que nuestra vida no nos importa y por lo tanto ni lo comento), pues seguramente si nos atropellan tengamos las de ganar y puede que le cueste el dinero al conductor y encima se tendrá que arreglar el coche con su dinero.

4. ¡Cárcel ya o que le quiten la custodia a los padres! Sí, a esas madres y padres que para cruzar por una calle sacan el carrito del bebé entero entre los coches y luego miran ellos. Es un delito flagrante, ¿o es que solo me lo parece a mi? No tengo nada más que decir. Si no quieren a sus hijos que la Ley actúe aunque yo todavía no he visto a ningún policía multando a alguien por esto. Eso sí, como os pase alguna vez veréis el susto que os lleváis, porque eso de ir conduciendo y ver como sale de la nada y entre los coches un carrito de bebé no es comparado ni en lo más mínimo a cuando te aparece una pelota rodando que sabes que luego irá un niño sin mirar a por ella.




viernes, septiembre 21, 2018

Mi música...


   
   La música en mi vida tiene un lugar importante pero no privilegiado como lo tiene en la vida de otras personas. Recuerdo la locura que desató Europe con su "The final countdown" y creo que fue por esa época cuando me di cuenta de que existía la música como un ente diferente a lo demás y no como parte del mundo como lo son las nubes. De vez en cuando pongo algo de música al ir en coche pero son contadas las horas que la escucho al mes de este modo.
   Ahora cuando hago deporte con Freeletics (ya hablaremos de ella en su momento) suelo escuchar música a través de Music Unlimited (arriba tienes un enlace si no la tienes instalada) y me anima a realizar los ejercicios, más que animarme es que me motiva. De vez entre  cuando suena alguna de esas canciones que han marcado un verano, una noche o un momento importante para mi. La lista que escucho para hacer deporte es la siguiente:

50 hits de los años 2000 en Amazon Music




   Y bueno, si tuviera que elegir un grupo sería sin lugar a dudas "Héroes del Silencio" que es el grupo que marcó mi adolescencia y el cuál me ha acompañado hasta el día de hoy. No lo escucho habitualmente pero de vez en cuando recurro a sus canciones y rememoro tiempos pasados.
https://g.co/kgs/9E1gHP


¿Es mi cumpleaños?



   Pues no es mi cumpleaños pero como sí lo fuera porque hoy Simyo ha tenido a bien regalarme un giga de datos... ¡genial! "¿Por qué?", Pues porque han conseguido tener un millón de clientes, que se dice pronto.

 Yo me alegro por Simyo porque estoy más que contento con ellos. En primer lugar porque me regalan gigas en verano, 15 Gb para usarlos en un mes, y en segundo lugar que los gigas que no consumo de mi ciclo de facturación los acumuló para gastarlo en los siguientes tres meses y lo mejor es que si has acumulado mucho puedes bajarte la tarifa a la de 100 MB y así tienes los gigas acumulados disponibles y pagas mucho menos.




   Os recuerdo que no tenéis permanencia y trabaja con cobertura de Orange.
   Si has pensado en venirte a Simyo dímelo antes que si pones que te he invitado yo nos hacen regalos (los puedes ver en la imagen que dejo a continuación)


jueves, septiembre 20, 2018

Watchmen y Note 9

   

Terminamos la semana con cambios, digo adiós a marcogeek y doy la bienvenida a mi nuevo apodo "nocheoscurageek". ¿Why?, pues porque llevo un tiempo pensando en crear un blog de mi podcast y he caído en la cuenta de que yo ya tengo un blog desde hace mucho tiempo, ¿qué mejor manera de crear un blog de mi podcast rescatando el que ya tenía? Así que, sin más dilación os presento mi podcast: "mislibritos.blogspot.com" Espero que os guste, el blog será mucho más que lo que hago o digo en el podcast. He decidido actualizarlo muy a menudo con ideas, pensamientos, gadgets o lo que sea que estime oportuno con el fin de seguir con mi diario personal digital y también para que os entretengáis un poco.

   Bueno, al tema. He visto en Amazon Prime video la película de Watchmen, aunque no dispone Amazon de películas o series de última hornada me es útil para descubrir películas que se me pasaron por alto e incluso también me vale para volver a ver películas o series que me gustaron.


   Veréis que Nixon gobierna en EEUU y que ganan la guerra de Vietnam. Rusia también dispone de bombos atómicas y hay una confrontación entre ambas potencias, ¿será el fin del mundo? Es curioso que al final de la peli un periodista comenta que sería noticia que Reagan se presentase a las elecciones del 88 y su director le dice que a nadie le interesan las noticias absurdas, "¿quién iba a querer a un vaquero en La Casa Blanca?"
   Me ha encantado la música, ha sido espectacular. Y la idea de que los superhéroes comenzara... SPOILER: en un principio los enmascarados eran policías...

   Por cierto, aparece el actor Jeffrey Dean Morgan... ¿quién es?, es Negan, el de The Walking dead.


   El otro día iba andando por Murcia y me encontré con una parada de autobús cuya publicidad captó mi atención, era un simple anuncio de un Samsung Galaxy Note 9. Lo cierto es que el teléfono en esa imagen es precioso. Yo lo he visto en El Corte Inglés y es muy bonito, parece que me voy acostumbrando al formato de pantalla tan peculiar que tiene. 







viernes, mayo 26, 2017

Libro Un Mundo Feliz

Derecho a sufrir, derecho a tener cáncer, derecho a tener familia, derecho a envejecer… derecho a vivir. En “Un Mundo Feliz” se elimina a la persona como individuo y al individuo como persona, se elimina el libre albedrío por completo lo cual es inherente al ser humano y por lo tanto el ser humano es eliminado, de hecho se crea a través de medios científicos y se moldea, si es que algo queda, para convertirlo en un autómata.

¿Qué daríamos por saber quiénes somos, de dónde venimos, a dónde vamos y si existe un Dios creador? Muchos pasan su vida intentando dar respuesta a alguna de estas preguntas. Yo tengo alguna respuesta y un millón de dudas, supongo que la Teoría de Cuerdas me hace comprender que toda comprensión está fuera de mi alcance, pero también sé que si quisiera eliminarme como persona debería dejar de preocuparme por estas tonterías, porque deben ser tonterías cuando no veo debates sobre ello en Prime time. En “Un Mundo Feliz” han conseguido crear una civilización en Prime Time continuo.

Soma, quiero soma. Pero no la de Telecinco ni la que proporciona los telediarios. No quiero la soma que dan desde que empezamos a ir al Colegio. Quiero soma en pastilla roja como la que  Morfeo le ofreció a Neo.

¡Libertad sexual, drogas...! Seamos hippies. Demos a los monos lo que quieren, sexo para refrenar la violencia y drogas para acabar con ellos. ¡Hagamos como Nixon!

¿Libertad, quieres libertad, de verdad la quieres? Podemos evitar la guerra para que sigas siendo libre, solo tienes que ceder todos tus derechos, tantos tendrás que ceder que llegará el día en que ni recuerdes que un día los tuviste. ¿No quieres ceder tus derechos? Habrán atentados, guerras, verás en la tele violaciones, asesinatos, raptos.. ¡Nos suplicarás ser un esclavo, pero tranquilo que en esta sociedad los esclavos sólo tienen que consumir, nada de reparar, comprar solo comprar y serás un esclavo bueno!

¿Dios o cualquier pregunta existencial? Eso son tonterías del pasado, ahora las letras y los artistas son la escoria. Ingenieros es lo único que necesitamos para que puedan crear un nuevo IPhone o cualquier cosa que no necesitas pero crees necesitar. En este libro el autor lo captó muy bien incluso antes de que sucediese.

Si no has leído “Un Mundo Feliz” tranquilo, no pasa nada. Al igual que no pasa nada si no has leído “Las Intermitencias de la Muerte” o el “Guardián entre el centeno”, o “1984”, tampoco pasa nada si no has leído “El Quijote”,  tranquilo. Es mejor que no te pierdas lo que sea que estén dando en Prime time. Tampoco leas “Caballo de Troya”, ni “El Padrino”, ni “El Señor de Los Anillos”…

lunes, enero 30, 2017

El globo

Tenía el globo agarrado, bien agarrado. Lo cuidaba mucho, el globo se mecía suavemente para que la cuerda no se escapara de aquellas manos que tanto amaba. Pero aquellas manos dudaban, a veces pensaban en dejar volar el globo hacia el cielo pero se arrepentía porque era un globo maravilloso, bueno y sentía que el globo no quería volar. Sin embargo tenía que soltarlo, a pesar del dolor que iban a sentir esas manos tenía que soltarlo. No quería que el globo no tuviese la oportunidad de encontrar otras manos que nunca dudasen. Lo sencillo hubiera sido seguir teniendo el globo asido a su piel, pero no habría sido lo correcto pues el globo se merecía lo mejor del mundo y esas manos, tal vez, no podrían habérselo dado. Ahora esas manos siguen doloridas y sólo desean que el globo vuele tan alto como quiera porque es un globo por el que merece la pena volar por el aire gélido para poder, aunque sea, verlo a lo lejos.

Enlaces

Related Posts with Thumbnails