martes, septiembre 27, 2005

Incertidumbre

Cuando uno llega a cierta edad todo le parece incierto, esto es tan cierto como la misma vida. No obstante es peor no llegar.

La incertidumbre es adictiva, al principio nos inquieta pero luego y según nos vamos acostumbrabdo a ella nos es indispensable. La mayoría de la gente no soporta la incertidumbre e intentan por todos los medios atajarla de raíz, yo estoy convencido de que ese tipo de personas no son adictos sino esclavos del buen hacer.
Yo me he hecho compañero inseparable de la incertidumbre, no me preocupa ya, vivo según van pasando los segundos.

Si somos amantes de la incertidumbre no podemos ser perfeccionistas, si no podemos ser perfeccionistas... (dejo el final para que cada uno lo termine según su punto de vista u opinión).

Pd: no creo en el "Carpe Diem" aunque sí en la incertidumbre.

5 comentarios:

Isthar dijo...

Yo sí creo en el "Carpe Díem", de hecho procuro recodármelo a menudo. La incertidumbre depende del día puedo llevarla bien o llevarla realmente fatal.

Hay días en que me encantaría saber hacia donde van mis pasos, aunque fuera sólo para dejar de tener miedo...

aRa dijo...

Aunque en ocasiones se me olvide, yo sí creo en el Carpe Díem.

No soy amiga de la incertidumbre, pues me gusta saber hacia donde voy, me da miedo pensar en que algo malo pueda pasar.

Nocheoscura dijo...

Yo de verdad creo que "Carpe Diem" es un mito o una leyenda, a todos nos gustaría vivir así pero no conozco a nadie que lo haga...

varo dijo...

A mí me gusta saber lo que tengo que hacer, no el orden de las cosas ni tipo horario, pero si tener una vaga idea de lo que voy a hacer; aunque siempre son bienvenidas las improvisaciones ;)

Alicia 2.0 dijo...

Lo bueno de la incertidumbre es que todo puede pasar...o no :o)

Enlaces

Related Posts with Thumbnails