miércoles, septiembre 28, 2005

Estuvimos juntos...



Estuvimos juntos. Sí, después de tanto tiempo volvimos a hablar y a mirarnos, bueno, a decir verdad el que habló fui yo, quizás ella no podía hablar por voluntad propia. Por unas horas recordé cosas que nunca había olvidado, por unas horas volví a ser aquél chico malo que solía ser, siempre me ha gustado llevar a la gente hasta sus propios límites, esos límites que llevan a traicionar a una persona o a una entidad.

He de reconocer que al verla me sentí como un niño nervioso, como un adolescente en su primera cita, como un adulto idiota, de hecho en el primer encuentro no le dije nada. Más tarde, mientras paseaba por el Gran Paseo, siempre me ha gustado pasear con el mar de fondo, me la encontré de frente y pasó lo que tenía que pasar... ¡nada!



5 comentarios:

Misscronic dijo...

Es lo que tienen algunos reencuentros... estan cargados de vacio

varo dijo...

Es triste que algunos reencuentros sean sólo eso, sean sólo nada...

Isthar dijo...

Hay cosas para las que no hay marcha atrás...

Mayendar dijo...

No te engañes, cuando hay tiempo de por medio el encuentro sólo sirve para superar una asignatura pendiente, pero nosotros ya no somos los mismos,y la magia de la situación ha desaparecido. Hay cosas que no se pueden recuperar.

Nocheoscura dijo...

mayendar lo ha descrito muy bien, la magia no es para siempre.

Enlaces

Related Posts with Thumbnails