viernes, noviembre 04, 2005

La felicidad, como yo la siento y como yo la veo





Dedicado a Isthar y a AndreaQ.




La felicidad... estado de ánimo diferente para todos. Por lo tanto es algo complicado de explicar pero eso mismo es lo que no voy a hacer. La felicidad como yo la siento y la veo:

La luz del día se extiende a lo largo y ancho de mi campo de visión, es como si mis ojos fueran unos enormes focos. Si hace frío entonces el frescor acaricia mi rostro, si hace calor la brisa me arropa.

La gente me parece más alegre y me abro más al mundo. Las ideas creativas me inundan hasta tal punto que me duele el cuerpo si no escribo algo, lo que sea.

Mi mente se convierte en un extraterrestre y me abduce, sueño con mis planes de futuro y me parecen más cercanos y factibles.

Pienso en toda la gente que quedó atrás y me alegro, no de que hayan quedado atrás sino de que hayan pasado por mi vida.

Suelo tener menos sueño que de costumbre y cuando duermo descanso mejor.

Sonrio sin motivo aparente y hablo en voz alta, en voz alta más que de costumbre.

Escucho música.

Necesito estar con los míos, necesito compartir aunque a veces no sé como hacerlo.



Hasta aquí es como la siento, así es como la veo:


Es un día de verano, un día de esos en los que el calor es agradable. Ante mis pies descalzos se extiende la arena y frente a mi el dulce oleaje del mar me invita a acercarme a la orilla. A mi derecha están los míos, todos están contentos, unos juegan a las cartas, otros cuentan chistes, todos comparten comentarios jocosos. A mi izquierda están las rocas, tras éstas se levanta una gran montaña y si te fijas un poco puedes ver la nieve en lo más alto.

Si me acerco a la orilla al final me meto en el agua, nado un poco y paro cuando ya no toco fondo con los pies. Dejo que mi cuerpo flote y así mis músculos se relajan y por un momento me evado de la realidad.

Si avanzo hacia la derecha hablo con unos y con otros, nos reímos de mis tonterías y terminamos contando historias y anécdotas del pasado. Me siento querido y me recuerdo, sí he escrito me recuerdo, de dónde vengo, quién soy y a dónde voy.

Si me abrigo y comienzo el ascenso hacia la cima de la montaña dejo de oír los sonidos de la vida, los problemas se quedan atrás, están tan abajo que vistos desde lo alto no tienen apenas importancia. El frío me obliga a encogerme y entonces me percibo con mayor claridad, los pulmone se hinchan más de lo habitual y el vaho me da una bofetada y me grita que estoy vivo. Cuando llego a la cima estoy yo solo, los retos me parecen más sencillos vistos desde allí arriba y entonces sonrio al pensar en toda la gente que me gustaría que me acompañara en ese momento.

La felicidad, ¿cómo la sientes o como la ves tú?

12 comentarios:

*Lady Laura* dijo...

Me quedo con la frase de miro para atrás y veo que hay gente que no está: y me siento feliz de que hayan pasado por mi vida, eso deberia de apuntarmelo yo y aplicarmelo, un beso .

Spirit dijo...

Preciosa reflexión, que deberíamos leer en momentos de bajón sobre todo.
Prefiero vivir el presente, teniendo en cuenta el pasado para no cometer los mismos errores, sabiendo que por ahora muy probablemente haya un futuro por el que tengo que luchar para conseguir mis metas, mis sueños;)
CUídate, besos y un big abra:
Spirit;) (F)

angeladini dijo...

Bonita manera de entender la felicidad.
Para mi la felicidad es ese sentimiento de atontamiento constante que me produce el amor...

Bito dijo...

Y queda claro que la felicidad esta en nuestro ojos y nuestra alma, no en el mundo.

Bonito post, tu.

David Saä Viccenzo dijo...

Tienes un blog muy honesto y hermoso, sin duda alguna. Me gustaría formar parte de tu vida, que sepas no me olvido y llevo 9 días buceando en este blog.

Un abrazo enorme

PUCK73 dijo...

Para mi la felicidad es aprender a valorar y disfrutar todos los pequeños detalles y momentos del día a día que nos hacen mas facil subsistir a las continuas frustraciones con las que nos vamos encontrando.
La felicidad de esta tarde fría ha sido estar junto a Aragorn arrebujados en el sofa, él viendo una peli y yo leyendome el vogue de este mes tomandonos un té y comiendo galletas de chocolate, comentando entre nosotros tanto el vogue como la peli,saborear la ilusión de nuestro futuro viaje a alemania, la ilusión del reencuentro allí con dos amigos muy queridos, la posibilidad de alimentar el cuerpo y el alma con relax ,cultura y buenos momentos, pensar en los planes futuros, nueva casa, encargo a la cigueña, eso es para mi la felicidad, el simple discurrir de la vida. un saludo

Isthar dijo...

Me gusta tu manera de sentir la felicidad, seguro que casi podrías flotar ;)

Para mi la felicidad sigue siendo una manera de mirar, una forma de sentir, porque no depende tanto de que te ocurran cosas buenas si no que sepas verlas. A veces una noche al azar, un día al azar, sin aparentemente nada extraordinario, te hace sentir feliz. Y no hay más razón, y no deberíamos dejar de disfrutar al máximo cada uno de esos pequeños y efímeros instantes.

Un abrazo enorme :)

tK dijo...

Hola! Aquí agradeciéndote las visitas... de hecho olvidé decirte que dónde encontre el link del artículo de blog manía fue en tu página. Te leí mucho anoche. Me la pasé muy bien ;D!

Buttercup dijo...

Leyéndote me imagine yo en aquel paraiso y bueno... era imposible no sentirse feliz!!

Hay muchos grados de felicidad, cuando te inunda un sentimiento de felicidad absoluta... hay que cerrar bien los ojos y recordar esa sensación porque por desgracia no suele durar mucho.

chocoadicta dijo...

Creo que no sabía decribirlo muy bien. Sin saber porque en la misma situación en ocasiones me siento feliz de lo que tengo y todo lo veo en estado positivo, pero en otras ocasiones todo es oscuro por mucho que intenten enceder la luz....

H.G. dijo...

Mu gusta tu manera de sentir y ver a la felicidad.
Buen post!
Saludos!

AndreaQ dijo...

Amigazooooooooo gracias mil , por dedicarme el post y la imagen de inmensidad !!!

Para mi el humor SALVA EL MUNDO.

salu2

Enlaces

Related Posts with Thumbnails