viernes, marzo 20, 2009


Muchas veces he oído eso de te tienes que buscar a ti mismo o te tienes que encontrar a ti mismo, nunca me lo han dicho a mi pero siempre me ha dado que pensar.

¿Y qué pasa cuando te encuentras a ti mismo? Pues pasa que hay cosas del ayer que en su día te llenaban y que hoy no valoras más que a un céntimo tirado en el suelo. Te das cuenta de que eres lo que fuiste te guste o no, pero diferente, hasta puede que más complejo. Te quitas la venda de los ojos y lo ves todo nítido, el Sistema no funciona, es más nos ahoga... quizás sea más aconsejable estar perdido, ser tonto... quedarse sentado en la silla que ocupa el centro de la habitación que está a oscuras.

Por desgracia una vez te levantas de la silla ya no puedes volver a sentarte... todo está a oscuras y es imposible encontrarla.

9 comentarios:

AntWaters Daza dijo...

Pero quizás se pueda ver sin luz...

No sé, me ha gustado tu reflexión, como siempre, porque, bueno, es verdad, siempre se escucha eso de "encontrarte a ti mismo", y demás, pero no te dicen lo que más miedo da, que es qué harás luego; afrontarlo, confrontarte, tus defectos, tus gustos, tu modo de ver la vida e intentar conciliarlo con el mundo en que has crecido o te has metido.

Difícil, pero aaamos, cosas más imposibles pasaron :)

Besos de noche oscura ¡tengo que hacerte el nicho!!

AloneLuin dijo...

A menos reflexión y profundidad de pensamiento, mayor felicidad; eso está claro.

Pero puede volver atrás, quién ha buceado en su yo, y en el por qué de las cosas?

Salu2

Cecy dijo...

Si sé, que una sonrisa ayuda.

Besos.

Roxi dijo...

Wau, si lo ponemos en estos términos suena agobiante, pero siempre es mejor intentar enfocar, buscar la nitidez, y estar lúcidos aunque cueste. Hacerse el tonto puede ser más fácil, sin duda, pero al final no es reconfortante, por que no podemos hacernos los tontos todo el tiempo.
Además como bien dices una vez te levantas de la silla ya no puedes volver a sentarte. Así que acostúmbrate a toda esa oscuridad que te rodea, ya tus ojos percibiran más una vez que se adecuen, o encontrarás la forma de encender un pequeño candil, un pequeño hilo de luz que te guíe en medio de toda la incertidumbre, que aunque asuste puede ser necesaria y hasta fructífera.
Un abrazo!

sonoio dijo...

entonces, ya no encontramos la silla y dejamos crecer las uñas. con ellas podremos dibujar una ventana o una puerta o lo que querramos
un abrazo

EsSa dijo...

Yo no sé si es cuestión de encontrarse a si mismo o si se trata de volver a ser uno mismo, cuando hablamos de una situación en la que una venda en los ojos no te dejaba ver las cosas con nitidez...

Me ha hecho pensar lo que dices de la silla... Tal vez no encuentres esa misma que tenías, pero sí una suplente mientras se encuentra una mejor.

Ánimo.

miralunas dijo...

ponle un pelìn de alegrìa y algun ansia de libertad, y seguro encuentras la silla. abrazo

NaT dijo...

¿Y si te encuentras y no te gustas? Porque quizá no te hayas encontrado y no sabiendo como eres de verdad te gusta lo que ves.

la vida en verdad es una paradoja.

Besos interrogantes

ÉGONA dijo...

buena reflexión... ya estoy harta que a todos lados que vaya me vengan con que tienes que encontrarte a ti misma, YO MISMA?

eso de encontrarse y de perderse al fin yal cabo debería terminar siendo lo mismo, así la cosa sería más humana

saludos de un esquizoide

Enlaces

Related Posts with Thumbnails