domingo, marzo 15, 2009

El tiempo no pasa.


Este domingo estuvimos, mi mujer y yo, en la Sierra del Carche que está cerca de donde vivo. Ahora, con el buen tiempo, comenzaremos a salir por ahí, vamos en coche y pasamos el día en parajes naturales. El día comienza haciendo bocadillos, preparando aperitivos y llenando la nevera de refrescos, ¡nada de restaurantes ni bares!. Esto ya la hacíamos antes de la crisis pero ahora, si cabe, aún lo disfrutamos más.

Siempre me llama la atención como el tiempo transcurre con total lentitud. Nos da tiempo a dormir un rato después de comer, a leer, a charlar, a perseguir a Sandy cuando se va de aventuras (el perro)... Hoy comienzo la semana con las pilas puestas y recordando lo que verdaderamente es importante, ¡atrapar el tiempo!

Sólo hay otro momento en el que el tiempo no transcurre, es cuando quedo con alguien y llega tarde.

NOTA: siento no poder pasarme por los blogs que asiduamente visito, pero lo haré.

7 comentarios:

sonoio dijo...

hermoso lugar!
las crisis son como decimos acá boludeces de boludos, me alegro que estés bien
un abrazo

Martini dijo...

Tranquilo... disfruta

AloneLuin dijo...

En esos pequeños placeres es donde reside la felicidad de este mundo.

A disfrutar.

Salu2

Cannán dijo...

Qué bien pintan los fines de semana así...el mío fue más bien loco y familiar...

Un abrazo

miralunas dijo...

que sea siempre asi de facil atrapar el tiempo! y en lugares como esos...!

SHE dijo...

A mi me gustan mucho esos paseos, ir de sitio en sitio sin pensar en
la modernidad ni el consumismo, disfrutar plenamente de un dìa asì

felicidades!

Paulus Van Moratem dijo...

A atrapar el tiempo con las manos... para mí tampoco hay tiempo cuando quedo con alguien y llega tarde. El tiempo es invención o no es nada.

Enlaces

Related Posts with Thumbnails