miércoles, noviembre 22, 2006

Él, el maravilloso.


Jaime comenzó a salir con Ana cuando ella tenía quince años y él tenía diecinueve, pese a la diferencia de edad ambos se compenetraban bien, entre otras cosas porque las mujeres suelen madurar antes que los hombres. Jaime la hacía reír muchísimo y a veces ella se sentía como el centro del universo, incluso más que una reina.

Enfados y peleas tenían como todas las parejas, pero se querían a morir. Ella sabía que Jaime siempre la protegería de los demás hombres, ya lo demostró en alguna que otra ocasión cuando tuvo que pelearse con alguno que la miraba demasiado.

Ambos fueron creciendo y su amor era tan intenso que poco a poco se fueron separando de sus amigos y amigas, querían todo el tiempo para ellos solos. Jaime, él, el maravilloso.

Tal vez no fuera el hombre más guapo del mundo, o tal vez sí, pero ella sabía que él era fuerte, el hombre más fuerte del mundo. Siempre se preocupaba por ella y la acompañaba a todos los sitios ya que no quería que nada malo le pasara, ella era su vida y él era maravilloso.

Jaime estudió derecho y Ana decidió dejar de estudiar para dedicarse a sus labores de casa. Se casaron muy pronto, justo cuando Jaime encontró trabajo como abogado. “El mejor abogado del mundo”, decía Ana a quien la quisiera escuchar.

Tuvieron dos hijos y eran felices a pesar de los enfados y las peleas, normales en todos los matrimonios.

Un día Ana soñó que estaba en la playa y jugaba con sus hijos en la orilla, otro día Ana soñó que estaba en un hermoso valle y se celebraba una fiesta en su honor y estaba toda su familia. Un día Ana soñó que sus hijos la abrazaban y otro día Ana ya no soñó.

Ana murió en un hospital tras estar dos meses en coma luchando por su vida. Él, el maravilloso la había rocíado con gasolina y la había quemado igual que se queman las malas hierbas.

Ana murió y no le dio tiempo a entender que los enfados y las peleas eran normales, pero no era normal que le pusiera la mano encima ni que la insultara constanetemente. Ana creía que todo mejoraría, ¡claro, ya no podía ir a peor o eso era lo que ella creía!.

Ana, él no era maravilloso, tú sí.

- - -

Historia inventada por mi. Ana puede ser cualquiera y Jaime también, por desgracia.

Otro relato referente a la violencia de género: Cárcel interior

¡Vótame para bien o para mal!:





19 comentarios:

Vade retro dijo...

El respeto a veces se vuelve una palabra muy frágil en un golpe.
Un beso.

Lara dijo...

El problema es que hay demasiados Jaimes y Anas en este mundo. ¿Cuando terminará todo esto?
Besos.

El Trimardito dijo...

La violencia de género o doméstica, no respeta credo, raza o estatus social, la mujer de mi ex-jefe era abusada por él, ese era como un chisme que se corría en los pasillos de la empresa. Un día tuve que ir al estacionamiento de la compañía a buscar unos documentos que se me habían quedado en mi carro, cuando me encontré con la escena más terrible que he visto en vivo en mi vida, como el tipo agarraba la cabeza de su mujer y la pegaba contra la pared, en principio me quedé en shock, pero luego me dió una furia incontrolable y terminé dandole una paliza, tomé a la señora la llevé a la oficina de un amigo Fiscal del Ministerio Público, yo estaba desesperado y pensé que era mejor llevarla allí, ella puso la denuncia, la enviaron luego a medicina forense, para enterarnos mi amigo y yo, por boca del médico (amigo de mi amigo) que la señora, había sido abusada sexualmente, que tenía desgarramientos, hematomas y contusiones en su cuerpo y en la cabeza, y una costilla fracturada. Yo no puedo imaginar como si eso pasaba en el estacionamiento de la compañía los vigilantes no hicieron nada, aunque me imagino, que pensaban en que pudieran perder su trabajo.
También es que aquí la gente dice: "En pelea de marido y mujer mejor no meterse".
Pero si yo no llegó a tiempo por lo menos para ayudarla aunque fuese al final, quizás ese maldito la hubiese matado.
La señora con su informe médico, pudo divorciarse, dejarlo sin un centavo y mandarlo a la carcel, que es lo que merecía.
A mí me botaron de la empresa, pero por lo menos no dejé que abusaran de una mujer nunca más, esa es mi satisfacción, ya que tengo hermanas y madre. Y no las imagino nunca en algo parecido.

TryingTimes dijo...

¿tengo algunas fotografías del Sierra Nevada aquí si estás interesado?

http://www.flickr.com/photos/56225323@N00/



TT.

Basileia dijo...

El mayor problema son los "Jaimes" el otro problema, no menos importante es la benda que las "Anas" no consiguen quitarse de los ojos.

Besotes.

Bettina dijo...

Ay, qué temazo. Lo has relatado muy bien, sin morbo alguno. Yo también me pregunto hasta cuándo. Y me moriré preguntando por qué las mujeres se dejan hacer eso. Por qué no huyen a tiempo, por qué se engañan.

Bettina dijo...

Ah! Y ya escribi un post sobre mi lugar. Es el anteúltimo, no se si lo viste. En parte has sido tu el culpable, jajajja

PUCK73 dijo...

tu mensaje del otro dia, me ha hecho volver, gracias por seguir ahi, un saludo desde mi nuevo blog.

Olvido dijo...

Dios mio !!!
Me imaginaba la vida de Ana junto a Jaime, era como si estuviera viendo una peli... pero Dios este final me dejo sin palabras...
Increible que cosas como estas sucedan en el mundo....
Un saludo enorme
Olvido

Denia dijo...

Si, el problema es como lo describes, desde la perspectiva de ana todo parece como un cuento de hadas puesto que tiene a su lado al principe maravilloso y el amor hacia él es tal que sobrepasa su autoestima... son muchas cosas, en muchos estados de mi país, se considera normal porque ellas vivieron el mismo tormento en su casa, con sus padres... y las mismas madres al enterarse de los golpes dicen "hija es tu cruz"... y todo normal... afortunadamente ya existen grupos y hay más información que poco a poco se está implementando, informando tambien de otros tipos de violencia, sacando a esas anas de sus cuentos y quitándoles las vendas...

Fiona dijo...

Hola Nocheoscura,
Este es un tema un poco fuerte. A mi me mueve bastante por dentro. La verdad es qeu le huyo, y tengo mis razones... (y mis heridas, no muy grandes pero si).
Un beso.
pd. gracias por tu visita ;)

Mart-ini dijo...

precioso... pero por desgracia, como tu dices, los protagonistas pueden ser cualquiera

tia k dijo...

Como aguantan "esas" anas , ...el dolor de cada dia con esas bestias .........
buen tema

Un abrazo!!!

MARIA DEL NORTE dijo...

Es una espeluznante realidad.
No comments.

charruita dijo...

noche oscura, mi mama ha sido golpeada desde siempre por mi papa...jamas lo ha dejado...
no se que decir...
solamente que no entiendo ni jamas entendere...solamente que es un enfermedad...

venus dijo...

Es un trago duro pasar por esas situaciones, pero desde aqui animo a todas las mujeres a que lo hagan, denunciar!!
Ellas se merecen mucho más, amor, cariño, comprensión.. Eso no es amor, nada que tenga que ver con la violencia es amor. Ni siquiera cuando te "defiende" de los que te miran más de la cuenta.

Blanche dijo...

nunca se si a la vuelta de la esquina un abrazo se puede convertir en una presion que llegue a doler. No vot pero me ha gustado

Piquillo dijo...

Hoy hice un TEMA en mi Blog, sobre la Violencia en contra de la Mujer.

Sábado 26 de Noviembre,
Día Internacional de la No Violencia Contra la Mujer.



Un abrazo, excelente Lectura !

=)

Nocheoscura dijo...

Sin comentarios por mi parte. Está bastante claro todo.

;-)

C H A R R U I T A : :-(

Enlaces

Related Posts with Thumbnails