martes, mayo 12, 2009

La puerta.


Cuando llegó no se decidió a entrar. Seis días había tardado en recorrer el camino. La puerta, cerrada, no le invitaba a entrar y le pedia, en silencio, que regresara. Cerró los ojos para poder concentrarse en sus pensamientos y cuando los abrió la puerta ya no estaba... cerrada.


NaT dijo...

Quizá el frío del interior tras una dura jornada caminando le instaba a entrar, pero la humedad no sólo refrescaba tambiín escondía algo oscuro en las esquinas... él no lo sabía, pero entró quizá encontrando un final que no esperaba...


Sigan ustedes... si quieren.

7 comentarios:

Lara dijo...

Pues no sé... pero a mí una puerta cerrada siempre me llama la atención, será porque soy muy curiosa, jajaja....
Muuuuuuuacks!

EsSa dijo...

¡Acabas de brindarnos toda una aventura!

Un saludo.

ÉGONA dijo...

bueno depende de cómo sea la puerta
si es de iglesia me voy corriendo, si es de un antro me meto en one

en fin, hoy día no tengo imaginación, me la gasté ayer metiendo floro en un examen

saludos congoleses

Vanessa León dijo...

Un puerta enigmática, sin duda. Yo entro¡

Remembranza dijo...

Claro! qué fácil!
De todos modos deseaba mucho llegar allí. En tantos días no desistió. Por qué la puerta cerrada la/lo intimidaría, qué fue a buscar...
Un abrazo

Los Afonics Son dijo...

me encanta poner a volar mi imaginacion y tu has logrado que lo haga.

muchas felicidades... te invito a pasar por mi blog, asi te podras enteras de un concurso donde estamos participando!!!

NaT dijo...

Quizá el frío del interior tras una dura jornada caminando le alentara a entrar, pero la humedad no sólo refrescaba tambien escondía algo oscuro en las esquinas... él no lo sabía, pero entró quizá encontrando un final que no esperaba...

Enlaces

Related Posts with Thumbnails